Close
Type at least 1 character to search
Volver arriba

Historia

Aunque San Martín de Montalbán adquirió su título de villa en Julio de 1665 por cédula real de Felipe IV, hay muchos vestigios de civilizaciones anteriores. Los más antiguos se remontan al Neolítico, cuando estos primeros pobladores utilizaban herramientas de piedra moldeada y pulida, muestra de ello son los restos cerámicos que podemos encontrar diseminados por todo el término, y que de igual modo, se puede constatar en poblaciones cercanas.

Posteriormente, el entorno estuvo habitado por una población de origen Celta, quizás de cierta importancia, ya que existen, aunque de forma dispersa varios asentamientos y viviendas subterráneas, utilizadas en ese período, que nos hace pensar en una población de gran envergadura.

En este apartado queremos hacer referencia a la “Dama de Los Montes”, una estatuilla encontrada en la finca de Montalbanejo situada al otro lado del Castillo de Montalbán y que demuestra la influencia Celta en la zona. Aunque no se pueden establecer conclusiones definitivas, pues no ha sido estudiada minuciosamente, en la “Dama de Los Montes” se aprecian similitudes ornamentales con otros hallazgos de época Celtibera y la disposición de círculos concéntricos a modo de corona, hace pensar que pudiera tratarse de la representación de una diosa Celta.

No obstante, por la localización del municipio y el hallazgo de verracos en pueblos cercanos, podemos contemplar la posibilidad de que los Vettones también estuvieran asentados en el término.

En cuanto a la presencia romana en el lugar,  viene atestiguada por muchas evidencias.  Una de ellas, es el hallazgo de un capitel romano de mármol blanco con forma tronco-piramidal, decorado con hojas de acanto espinoso de base circular, encontrado en la finca “Los Toriles” y datado entre los siglos  II y III d.C. (CE28990 Museo de Sta. Cruz de Toledo).

A este respecto no hay que olvidar, que aunque no hay datos suficientes para admitir esta hipótesis, son varios los historiadores que coinciden en localizar un poblado romano denominado “Paterniana” en el lugar en el que hoy se asienta Melque o muy próximo a ella.

Al mismo tiempo, las numerosas aportaciones de arqueólogos y cronistas que escriben sobre las vías romanas que cruzaban San Martín de Montalbán, hacen indudable la presencia romana en el término.

Como ejemplo, trascribimos el apunte de Pedro Guerrero Ventas extraído de su libro “Por tierras de Montalbán”: […No se considera preciso que hubiera una calzada romana junto a la ermita y edificios anejos a la misma, aunque sí debió pasar cerca una vía muy antigua, que comunicaría Toletum con Talabrica, por Guarrazar, Polán, Melque, Montalbán, Malpica-Balobras al puente o vado del río. Esta comunicación tendría que ser, necesariamente, de origen romano: casi todos los historiadores (Relaciones de Felipe II, Blázquez Jiménez, Ceán Bermundez, Jiménez de Gregorio, Caballero Zoreda) dan por supuesta la existencia de una vía al sur del Tajo…].

Posteriormente, ya en época visigoda, el mejor legado de esta cultura, está representado por el Sitio Histórico de Melque, que se levantó como centro de un floreciente monasterio del que ha permanecido la Iglesia y cuya fecha de construcción se fija entre finales del s. VII y principios del VIII.

Décadas después, los árabes convirtieron este cenobio en alcazaba y levantaron los primeros vestigios de lo que hoy conocemos como el Castillo de Montalbán.

Uno de los períodos más representativos dentro de la historia de San Martín de Montalbán, es la época Templaria.

Tras  la reconquista de la ciudad de Toledo, a finales del s. XI, comenzó una etapa lenta de repoblación y restablecimiento de la economía en toda la zona, momento en el que se hizo indispensable mantener alejada la llegada de nuevos almorávides, así como, controlar y vigilar las principales vías de acceso; por ello Melque, pasó en el s. XII a manos de la Orden Militar del Temple y en el 1221 le precedió el Castillo, conformándose entonces la Encomienda de Montalbán, que terminó convirtiéndose en una de las Bailías Templarias más importantes de Castilla.

Queda reflejado que San Martín de Montalbán, o al menos el entorno donde hoy está enclavado, estuvo habitado desde la Prehistoria. No obstante, fue Alonso Téllez Girón quien funda el municipio, en septiembre de 1517, entregando tierras para labrar a cambio de [… satisfacer durante tres años, por el disfrute de las mismas, dos fanegas de pan terciado y dos costales de paja cada año. Al cabo de los tres años serían propietarios de las tierras que roturasen, pero no podrían venderlas hasta que se cumplieran los diez años siguientes al desbroce, y desde luego nunca podrían enajenarlas a nadie que no fuese vecino …].

[… Pero la fuente más trascendente nos remite al 15 de julio de 1665…], tal y como explica J. Antonio Uceta en su libro “Recorrido histórico por el término de San Martín de Montalbán”: [… cuando se da un salto cualitativo y San Martín de Montalbán, por privilegio real, pasa de ser una aldea o lugar que depende jurídicamente de La Puebla de Montalbán a ser villa de por sí, con la facultad de administrar su propia justicia civil y criminal… ]. El 22 de noviembre de 1665 y para dar  por finalizadas las labores de deslinde del término municipal de San Martín de Montalbán, el Secretario de su Majestad, entrega por escrito copia de todos los autos donde se recogen la ubicaciones exactas de los mojones, pósito, cárcel pública, fragua, etc. Así como, nombramientos, notificaciones y contradicciones de todo el proceso.

Ayuntamiento San Martín de Montalbán
WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner